¿Un palacio embrujado en el centro de Cuba?

Una de las más impresionantes obras arquitectónicas que se encuentran en el centro de Cuba se halla en Cienfuegos, y lo es el Palacio de Valle, que junto al Hotel Jagua, constituye un orgullo de los habitantes de la Perla del Sur.

Cerca de la bahía y como emergido de un cuento fantástico, el Palacio de Valle, es una verdadera exclusividad del pasado que llega hasta nuestros días para sorprendernos. Por esta maravilla patrimonial les invitamos a dar un paseo desde Cubalan.

Foto: www.minube.com

Como si se tratara de una especie de guardián del encanto de la bahía de Cienfuegos, el Palacio de Valle, con una variedad de estilos, aunque predomina el mudéjar, constituye una de las riquezas arquitectónicas de la Perla del Sur.

El palacio se localiza en la zona de Punta Gorda en la parte sur de la ciudad intrínsecamente asociado con el mar y debe su nombre al que fuera su dueño Acisclo Valle Blanco.

Las obras se iniciaron en 1913 y la edificación diseñada por el arquitecto cienfueguero Pablo Donato, fue concluida cuatro años después bajo la certera dirección del arquitecto e ingeniero civil italiano Alfredo Colli, con un costo de un millón y medio de pesos.

En la creación de esta joya ecléctica de la arquitectura doméstica participaron artesanos franceses, italianos, árabes, y cubanos. La planta central del Palacio de Valle cuenta con un vestíbulo de estilo gótico-primitivo, un salón comedor de influencia mudéjar, una sala de música estilo Luis 16 y otra de visitas con el artesonado en oro, estilo Imperio.

Foto: www.anywherenrado.com

Por otro lado, tres torres rematan la edificación. La primera tiene la influencia gótico-románica y representa la fuerza. La segunda recuerda el monumento indio del Taj Mahal y simboliza el amor, mientras que la tercera es de estilo árabe y representa la religión. En la plataforma del techo también está asentada una glorieta que mira hacia la bahía cienfueguera.

En la década de 1950, una compañía inversionista compró los terrenos donde está situado el palacio, el cual se pensó convertirlo en un casino de juego aledaño al Hotel Jagua, pero el triunfo revolucionario lo impidió.

Foto: www.villanelly.com

Hoy el Palacio de Valle es uno de los símbolos de Cienfuegos por sus valores histórico-arquitectónicos y ambientales, además de su relación con la bahía y el hotel Jagua. El Palacio es sede de importantes actividades culturales.

Un monumento que como cuentan sus leyendas, es el sueño árabe de un pirata, donde parecen revolotear los cuentos de Sherezada y al que se puede llegar sin alfombras mágicas ni encantamientos. Embrujado no, pero sí cautivante.

Estar en el Palacio es trasladarse a un lugar de ensueño, nos transporta a civilizaciones antiguas, con una riqueza y calidad constructiva y sobre todo riqueza material, bronces, maderas y vitrales, que pese a la falta de unidad arquitectónica, hablan muy alto de este lugar.

Cienfuegos Palacio de Valle Hotel Jagua Perla del Sur Patrimonio Centro